Chamanismo
Volver a Articulos
Estamos viviendo momentos asombrosos, viendo el mundo desde la optica del crecimiento material que estamos atravesando. Este mundo cada vez mas tecnológico y materialista, nos abre horizontes nuevos cada día. Pero es éste avance tan veloz el que nos esta transformando en autistas, valorando las posesiones materiales y no las espirituales. Cada día intentamos tener el último modelo de celular, tv, computadora, camara digital, automovil, etc. En consecuencia nos estamos olvidando de nosotros y de nuestra esencia.

La medicina occidental, no pudiendo escapar de esta situación y habiéndose desarrollado tecnológicamente a escalas inimaginables, se ha especializado cada vez más. Si tienes un problema en la rodilla, vas al médico, éste te deriva al  especialista de huesos, entonces te manda al traumatólogo, quien pide mas estudios y quiza te envia a otro médico que se especializa en rodillas. De esta manera dejamos de ser personas y pasamos a ser una rodilla, olvidandose de nuestros conflictos, intenciones, relaciones, etc. Dejamos de ser una persona para ser una enfermedad.

El Chaman nunca se olvida de esta situación, el sabe que somos un todo de éste sistema que llamamos universo, todo lo que nos sucede esta relacionado a otros factores que nos circundan, afectandonos de manera directa o indirecta. Esta manera de ver el mundo esta totalmente aceptada en todas las culturas antiguas u originarias del planeta.

Los llamados Chamanes, Yatiris, Hombre Medicina, Nahuales o Magos tienen total conocimiento que el universo esta conformado por varias realidades. Ellos conocen la realidad ordinaria que es con la que interactuamos en cada momento todos los dias, pero también son conocedores conscientes de una realidad que no se muestra a todo el mundo. Esta realidad es la que denominamos “realidad no ordinaria”. Por medio de ella, los Chamanes realizan viajes a distintos mundos con la intención de encontrar una medicina para una persona, una orientación o una visión para el pueblo.

Estos viajes se realizan a través de la conciencia expandida o mal llamada “conciencia alterada”. Los mismos pueden ser realizados con distintos métodos, los mas conocidos son el viaje de tambores, meditaciones o toma de plantas sagradas. Tambien es posible hacerlo a través de otro camino que es mas complejo y lleva mas tiempo aprender, a través de nuestros espiritus Guardianes.
Los Guardianes son quienes nos guían, protegen y orientan en determinadas ocasiones. Ellos nos comunican cual es el problema a resolver y como se debe actuar. Nuestros espíritus guardianes interactuan con los guardianes de la naturaleza para que nos presten su ayuda en caso de necesitarla.

Según las culturas los Guardianes pueden tener diferentes denominaciones, en la cultura Judeo-Cristiana se los denomina Angeles de la guarda, en grupos esotéricos o magicos se les dice Gargolas o Señores, en culturas africanistas los denominan Entidades, etc.

Todas las personas tienen su guardian protector, independientemente que crean o no en su existencia. Lo que no podemos obviar es el comentario que todos los guardianes tienen distintas jerarquias en el plano astral. Algunas personas tienen guardianes muy poderosos y otras guardianes con un relativo poder, algunas tienen unos pocos y otras personas hasta siete pueblos pudiendo llegar a tener unos siete mil o más. Esta diferencia esta dada por sus anteriores vidas en este plano de existencia y la misión que una persona haya tenido que venir a realizar en el momento de encarnar (esta cualidad diferencia al chaman de una persona normal)

El Chaman conociendo a sus guardianes aliados y cual es su misión personal puede integrar uno o varios de los arquetipos que conoce la Tradición. Estos arquetipos son los que van a tener que descubrir en sus visiones y como tendran que desarrollarlo para llevar a cabo la tarea encomendada.

El Chaman también se vincula en algunas ocasiones con su animal de poder. Recurre a éste para realizar viajes al mundo inferior debido a que el animal hace de protector. Las energías que habitan en el mundo inferior son muy sabias y poderosas pero también son las que portan la energía mas densa.
En ocasiones el Chaman debe hacer viajes para realizar recuperación de alma.
En situaciones traumaticas una persona puede perder parte de  su alma, teniendo conflictos de personalidad, un vacio que le produce insatisfacción constante o un estado de decaimiento permanente y frustración.
Estas y otras técnicas chamanicas milenarias son las utilizadas y transmitidas hasta nuestros dias.

El Chaman comprende como funciona el cosmos y no intenta controlarlo. Solo se mueve dentro de él utilizando su conocimiento para pasar de un plano a otro de realidad. No se ha dejado ganar por el mundo materialista y destructivo de la sociedad occidental que ha ganado terreno en los ultimos 300 años debido a un pensamiento lógico y racional intentando controlar a la naturaleza sin comprenderla.


                                                                                                                                                                     - Mundo Chaman  - Buenos Aires - Argentina -